68. Good Morning, Good Morning

Digamos que si hay que elegir, enero no entra ni en el top ten de los mejores meses de cumpleaños. Creo que solo pierde por febrero, y porque tiene menos días y siempre está el problema ese de que si naciste en 29 de febrero andá a saber cuándo cumplís. Solo por eso. Sin embargo, para variar, el destino eligió enero, y acá estoy.

Porque no hubo etapa -hasta ahora- de mi vida donde el cumpleaños no fuera un problema. Hasta los aproximadamente los 10 años, nunca hubo demasiados rubros para regalos de cumpleaños elaborados. Es decir, Navidad, Reyes… ¿quién tiene recursos para seguir regalando? (niños que leen esto: no intenten comprenderlo). A partir de los 10, si bien uno empieza a tener amigos de la escuela y eso, la cosa no mejoró sustancialmente: ponele que ahora habían regalos (aunque fueran lápices mecánicos), pero lo que no había eran niños. Todos estaban de vacaciones, así que durante mucho tiempo me vi “obligado” a festejar el cumpleaños en una especie de 2×1 con el de mi hermana, a fines de marzo. Un fiasco.

De adolescente y joven la cosa no cambió demasiado, fundamentalmente porque aunque quizás había algún amigo en la vuelta, yo intentaba estar afuera en enero (es lo que tiene, enero, playa, cocos, palmeras, cha cha cha). Así que entrado en la era celular, lo único que empecé a tener fueron mensajes de texto felicitándome y preguntándome si lo iba a festejar. Sí claro… solo que estoy a 400 km de distancia. Ni hablar cuando tuve la oportunidad de pasar algún enero en Brasil, menos que menos la opción de festejo.

Sin embargo… sin embargo siempre me gustó mi cumpleaños. Nunca hice grandes cosas (por obvias razones estimados), pero igual me divierto. Si estoy hago algo, unas hamburguesas, tomamos algo, salimos por ahí, quizás hasta un fogón en la playa. Super loco. El cumple del año pasado lo pasé la mitad en un avión, la mitad haciendo tiempo en el aeropuerto de Barajas, intentando llegar finalmente a Barcelona. Y ahora, que es mi cumple, como que tampoco tengo demasiadas ganas de nada. Ni ganas, ni recursos como para cocinar nada, ni nada.

Así que simplemente, feliz cumple para mí… tocaría el feliz cumpleaños con la guitarra, pero todavía no lo sé. Tiempo al tiempo. Quizás para el año que viene.

Anuncios

8 Respuestas a “68. Good Morning, Good Morning

  1. .
    .

    hey! feliz cumple , desaparecido!
    aunque yo también haya desaparecido , extraño los encuentros ohli/pabla/eve!

    beso!

  2. feliz cumple
    y pensalo, siempre hay alguien que está peor que uno
    mi marido cumple en enero y encima el mismo día que su hermano, tres años mayor. y el hermano no es el prototipo de la buena onda.
    jaja beso

  3. por qué no hubo diversión? playita, fogoncito, cervecitas, etc?
    eve está de minita y no va a venir nada, me parece ¬¬

  4. yo en minita? mira eeeeeeeeh! yo estoy en otra gordooooos! o sea , tipo aaaaaa! basta de hablar así!! ya voy a ir , lo juro! sólo que me pareció que aún era muy pronto. y quién te dice? capaz que ustedes eran todos unos psicopatas , no sé! gente raro , pero de la rara maaaaaaaaal! no sé me dieron miedo y me hice la zorra boluda (como dice mi mamá).

    dfkldasflkd!

  5. miraaaaa, no seeeee
    nosotros que te íbamos a dar asilo y cobijo (qué rara palabra, parece que te estuviera proponiendo algo indecente) y vos te hacés la rica…
    andáaaa

  6. eso eso!… mirá si los asesinos van a estar invitando gente y eso. Te lo perdiste eve!! : )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s