27. And I Love Her (cierro paréntesis)

No importa todo lo que haya pasado, ni lo bien que lo haya pasado en las costas mediterráneas en el plano amoroso y sexual. Siempre, pero absolutamente siempre, tuve una muy baja autoestima en ese sentido. No sé por qué, pero me cuesta horrores hablar con una mujer (en plan del tipo “hey, te invito a lo que sea”). Paradójicamente, siempre me enloquecí por aquellas mujeres a las que (por eso, y por otras cosas) no podía acceder.

Cuando conocí a Lorena era la clásica pendeja concheta de Carrasco infumable que, a los dos minutos, quedó sin potenciales amigos dentro del grupo. Los niños son especialmente crueles cuando quieren, y la pobre -por ser bien pija como dicen los españoles- había perdido por goleada en el reparto de amistades. Ojos verdes/azules, piel hermosa, pecas por toda la cara, pelo ni largo ni corto, como de mi altura, con una risa fantástica. Supe, desde ese momento, que me iba a casar con ella.

Todos pensábamos que Lorena no aparecería más, y sin embargo volvió. Y cambió. El baño de humildad que supone ser diferente la transformó en parte, y logró hacerse amigos, aunque siempre destacándose por algunas particularidades extravagantes. La amé desde aquel primer día, muchísimo tiempo en secreto y otro tanto no, porque al final todos nuestros amigos lo sabían. Y, volviendo al primer párrafo, por más que hacía todo para vernos y estar juntos en cuanta actividad hubiera, jamás pasó nada hasta algún tiempo después.

Escribí cartas, grabé cds, la acompañé mil veces a la casa aunque me quedaba lo más trasmano posible (y cuando saqué la libreta hacía caminos más que alternativos para dejar a todos primero, y a ella última). Y ella nada. Tuvo otras parejas, tuve otras parejas, y así y todo no podía sacármela de la cabeza. Nos besamos más de una vez después, y finalmente salimos.

Si me pongo a pensar Lorena nunca hizo nada de esos gestos que hablábamos los otros días. Pero tampoco es que se los reclamara, ni siquiera que los necesitara de su parte. ¿Por qué hacía aquellas cosas? Nos é, quizás porque estoy seguro que amar a alguien es hacerlo feliz. Y chica pastiche preguntaba “¿qué es lo que te gustaba de ella?”… la respuesta es todo:

De chica se había lastimado la nariz y no podía tomar demasiado sol. Me gustaba acordarme siempre de que usara tal o cual factor, o más aún, de llevarlo yo exclusivamente para ella. Me encataba su tatuaje, y más el valor que alguna vez había tenido para hacérselo cuando yo tengo un severo problema en cada vacuna (lo que se ha convertido en un problema, porque ser hijo de médico me ha llevado a ser casi un conejillo de indias en ese tema). Me volvía loco su boca llena de brackets a los 14 años, y sin ellos después. Cuando se metió en aquella banda como vocalista, sentía que se robaba por lejos el escenario. Siempre sufrió de frío (y yo de calor) así que siempre tenía un buzo a mano para ella. Su familia digna de una película de los hermanos coen (hermanos peleados, tíos homofóbicos pseudo nazis, abuelas con alzheimer, tías abuelas piscóticas que se peleaban con vecinos a los gritos y tenían cientos de miles de gatos en sus aptos, etc.).

Claro que habían cosas que no me gustaban también. Me molestaba profundamente que fumara, que me besara después de haber fumado, que fuera una despelotada con todo, su cartera violeta enorme, que quisiera ganar todas las discusiones sin importar todo lo que se perdía en esa victoria.

Su actitud para con los otros cambió después de verse como una niña mimada, y se preocupó por participar en cuantas cosas pudiera (dando clases de inglés en no sé dónde de Maldonado; conseguir ropa para no sé quién que se le había quemado la casa, seguirme en aquel proyecto de construir aquella plaza atrás del canal 5, etc.). Pero lo que realmente me encantaba -y la amaba por ello, claramente- es que era mí compañera. Discutíamos de cosas, planificábamos cosas, pensábamos proyectos (desde aquella revista que salió y fue un fracaso, hasta tal o cual cosa para la casa), y -quizás por conocernos- podíamos mirarnos y ya saber qué pensaba el otro, qué iba a decir, quién le había caído mal, quién le parecía un nabo, o qué cosa necesitaba el otro (desde masajes hasta unos panqueques con dulce de leche).

Por eso la odié cuando me rompió el corazón. La odié no porque me hubiera engañado con un imbécil (que es algo que siempre puede llegar a pasar), sino porque había pateado el tablero de mi vida. Porque perdí a mi amiga, a la compañera con la que había planificado mi vida, a la persona con la que me reía de las mismas cosas y de la misma gente hasta que me dolía la barriga y la mandíbula, a la que le conté de mi primer trabajo, a la que me desviví por conquistar. La odié porque, como todos, también soy egoista y ella se había cagado en mí felicidad. Y la tuve que odiar, porque me dejó con esta patada en el estómago y soy tan cornudo que la iba a volver a amar de nuevo; me iba a volver a encantar su risa, a iba a ver a los ojos y que todo me importara muy poco, iba a volver a llevarla hasta su casa, o a conseguirle una campera en el invierno.

Anuncios

17 Respuestas a “27. And I Love Her (cierro paréntesis)

  1. y eso que, técnicamente, no nos conocemos. todo un nuevo record personal. viva viva!

  2. snif otra vez
    montevideo se hizo para dormir y yo sin sueño…

    hoy no sé por qué en la parada del bondi me puse a pensar cosas y una de ellas era que le tengo mucho miedo al abandono. y creo que los abandonos que más me han dolido en la vida, han sido, curiosamente, de dos amigas.

    fueron las veces que más me sentí forreada, abandonada, olvidada y cagada. una era muy pequeña, otra muy recientemente. sentí que fueron peronas a las que les dí todo lo que yo tenía y más también y sin razón alguna de un día para el otro se alejaron de mí. ni siquiera es un tipo que me cagó, que se consiguió algo mejor.

    en fin, perdón la catarsis, últimamente estoy con eso a flor de piel.

    prometo dejar de bardear y de contar historias que parecen lésbicas.

    • uff… yo en un momento le tenía (¿le tengo?) pánico a la soledad, más que al abandono. Y juraría que hice a veces cualquier cosa para no estar solo, me daba pavor…

      la gente (los tipos digamos) nunca se consiguen algo mejor… simplemente se consiguen otra. Tampoco vamos a tirarnos abajo!

      la catarsis es buena, aunque las historias lésbicas también 😉

      Montevideo se hizo para dormir, puede ser… mi tema preferido de los cuatro fantásticos es I´m only sleeping; por algo será.

  3. jajaja , antes que nada , si , es un odio momentaneo , es como cuando miras esas películas que te arrancan el corazón , como eterno resplandor , ponele y te encanta , pero te mata a la vez . y eso me pasó leyendo tu post y por eso te odié , un amor/odio . horrible!
    y por qué me agradeces por haber cambiado el color? fue casi sin querer , toqué y después dije: baah !sale un violeta cualquiera .
    y no sé , yo no sé nada , yo no quiero ponerle titúlos a mis sentimientos , mejor así , supongo.

    y oli , a mi me pasó lo mismo , muchas veces , en muchos ámbitos , por eso mismo me cuesta tanto involucrarme con cualquier persona , sea novio , amante , amiga (sobretodo) . no sé . como que parte de mi , repito , parte de mi , ya no cree en la gente y la otra es una ingenua o no , no sé , que intenta hacerlo. es complicado , pero es casi imposible la vida sin el otro.

    • porque no sé… no lo podía leer con el otro violeta 😉

      yo se ve que no aprendo demasiado. Me sigo jugando por todos: amigos, amigas, parientes, amantes… y casi que con la misma intensidad. Lo que sí pasa es que cada vez me abro menos. Todo bien, te acepto, me involucro, te sigo… pero mis cosas (esas que uno pueden decir “mis cosas”) terminan siendo mías. Me explico?

  4. tal cual. siempre he estado sola y siempre le he temido a la soledad. si realmente no tuviera otras cosas en las que pensar y un carácter bastante fuerte como tengo, ya me hubiera matado.

    pero en fin. me pasa lo mismo, eve, parte de mí desconfía y parte cae ingenuamente. si bien me cuesta abrirme del todo, por un lado, por otro me encariño con muuuuuuuuuuuuuuucha facilidad de la gente y soy de las “gilas”. a veces dejo cosas mías de lado para que el otro esté bien. cuando me pongo celosa, nunca hago escenitas de celos ni reclamo, prefiero que la otra persona se ahorre mi bardo.

    no sé si está bien, pero es lo que me sale, prefiero hacerme a un lado y dejar que quien quiero sea feliz, así eso implique que me salga de sus vidas y a mí me duela.

    he perdido muchas cosas por eso, pero supongo que otros siguieron felizmente con sus vidas, así que bueno.

    pero nada, que no quiero parecer una pobre idiota, creo que lo contrarresto con mi humor ácido y otras actitudes bien de yegua!

    y seguimos bardeando en este menage a trois nocturno! yeah!

  5. Qué fiestorro que se haría un buen psicólogo con nosotros! Tres desconocidos que se jutan en la madrugada a contestar conversaciones por diferentes blogs… uno con el cuore roto y con una paranoía importante a la soledad (y eso que soy un niño todavía!). otra que busca narices grandes y se va a atrás (o detrás?) de los chicos que son gays. y una tercera que después de sesiones pasionales prende fuego las habitaciones…

  6. ohliviaaaaaa somos tan parecidas boluda! todo lo que dijiste lo comparto , todo , todo , sacando lo de la facilidad . si vivieramos en el mismo sitio una de dos o seríamos re mil amigas o nos chocaríamos mal por enfermas kdfjdskg !
    jajaja y pablo deberíamos ir a terapia grupal y volver loco al psicólogo! (espero que cuando yo lo sea , no me hagan eso)

    chicos , voy a tratar de no tentarme a seguir comentando , porque si quiero ser psicóloga o mejor dicho recibirme , tengo que entender la puta represión y rendirla bien el miércoles y el viernes incendiar el cuerpo de él y el mío (metafóricamente , esperemos) dkjfkds he dicho y que así sea!

  7. eve, represión es lo que necesitás para no seguir comentando!! (?)

    qué fiestón de psicólogo, sí. estaría genial hacer una sesión con tres laptops, sin hablarnos, comentando en los blogs. y mejor aún cuando comentamos en los 3 blogs simultáneamente.
    (alguien vio “four eyed monsters”? una peli independiente de unos loquitos que se conocen por internet y no se hablan sino que, cuando se encuentran, se escriben para comunicarse. ganaron en el festival de sundance hace un par de años, creo. es la historia “verdadera” de ellos.)

    • a veces me da miedo convertirme en uno de esos “loquitos”… demasiada vida geek me va a matar! necesito un semi contacto con el mundo exterior (como ir a cobrar los giros al abitab, y pagarle al tipo del delivery mientras que le digo que sí, que es normal no encontrar la casa porque acá no existen los números en las puertas)

  8. puedo preguntar cómo se conocen?… se conocen? eve, éxito en la represión entonces! tiendo a creer que jamás usaré tus servicios, puesto que no creo que le contaría todo a alguien… es decir, mirar a los ojos a alguien y contarle mis secretos, no sé si podría.

  9. tengo psicólogos en la familia pero nunca fui a uno, no sé si podría, tampoco.

    no, no la conozco, pero me invita a la casa, ya ves.
    no sé, esto es un relajo.

    ir a cobrar al abitab es un ejercicio para la mente y el espíritu, clara(mente).

    pero qué pasa con los geeks? aguanten los marginados! siempre tuve cierta atracción secreta por los geeks. es como que… en vez de reirme de ellos, me río con ellos(?) además de que tengo algunas actitudes geek cada tanto.

    (ah, y miren esa peli si tienen oportunidad)

  10. yo estudio psico y jamás fui a un psicólogo , les tengo rechazo , pero se que me haría muy bien uno . pero no sé , como que a veces no tengo ganas de ponerme a escarbar sobre lo que me pasa , porque duele y sería como meter todo el tiempo el dedo en la herida , además me cuesta decidirme por un psicólogo o una psicóloga , no sé , siento que si voy a una mina capaz que es muy mina y no entiende que yo soy muy hombre , pero soy mujer y hetero y si voy a un tipo no da que le diga: ah si , porque el otro día se la estaba re kgjfdlgjkld ! no eh !aunque no sé , soy bastante desinhibida para esas cosas , quizá busco mierdas porque me gusta ser neurótica! :B por ese motivo es que no sé si quiero ser psicóloga , pero si quiero estudiar psico , no sé , capaz que soy re grosa y escribo libros como pablo aekjkdkd !

    eeeh y a oli la conozco de otra vida , por lo visto , pero en esta nos conocemos por blog desgraciada(mente) (yo también hago eso con menteeee , todo el tiempooo !)

    y aguante la gente extraña , los freaks y sus derivados . el otro día hablaba de eso con él y de que probablemente en primera instancia estemos juntos porque somos dos insane.

    y miraré la película y me acordaré de ustedes .
    chicos , me voy a dormir , ya entendí represión , sólo me falta no reprimirla . y entender otros temitas , así que me voy a dormir que mañana me levanto a las 9 (según mi madre que con voz de pito dijo: “eveliiiinnnn , si tenes que estar a las 12 si o si en la facu , no te pongas el despertaadoooorrr , porque no le das booolaaa eeehh ! yo te levaaanto y a las 9 porque sos impuntuaaall” y me despeinó el jopo porque le hice burla , ahí se zarpó)

    besos !

  11. quedé por fuera (eso me pasa por dormir).
    pero tampoco TAN por fuera, y no me refiero a haber leído mi nombrecito por ahí … sino al hecho de que sé exactamente a lo que hacés referencia.
    lo que más duele de esas separaciones son cuando perdés a tu amigo/a, tu compañero/a, tu half the world away.
    ya pasó mucho tiempo, así que casi no lo recuerdo y ya no duele. pero en algún momento escribí cosas similares a las que hoy leí acá.
    si todavía tenés la cicatriz, tengo un sólo comentario: ya se te va a ir. ya te vas a enamorar denuevo. no una vez más, sino varias. promesa.

  12. no sé cuánto es mucho tiempo; pero lo bueno es que del odio pasé a la indiferencia. Me enteré de algunas de sus cosas por rebote y ni siquiera me interesé… yo lo entiendo como un pseudo avance. Qué sé yo.

    y soy relativamente optimista ante tu predicción, por más que conozco mis limitaciones 😉

  13. No quiero meterme, pero tras leer esta entrada no pude evitar recordar este tema de Zepp…
    Es perfecto, no llega al deseo de venganza, pero avisa… solo avisa.

    Saludos!

    http://www.goear.com/listen/8ea5d6e/Your-time-is-gonna-come-led-zeppelin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s